Recorrido_de_Supervisin_L3-3-e1542730328773-960x500

El gobernador electo de Jalisco asegura que la SCT reportó fallas en el mecanismo que evita vibraciones entre columnas y trabes, por lo que tendrían que desarmar las vías y la red eléctrica para cambiarlo.

Enrique Alfaro, gobernador electo de Jalisco, cuestiona al presidente Enrique Peña Nieto por las fallas presentadas en la construcción de la Línea 3 del Tren Eléctrico de Guadalajara y señala que sería un engaño si el presidente acude a dicha entidad para entregar la obra como “terminada”.

El próximo gobernador asegura que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes notificó, hace poco, a las empresas constructoras de las obras, que los neoprenos (que sirven como amortiguadores y evitan las vibraciones entre columnas y trabes) instalados fallaron y tendrán que ser reemplazados por unos nuevos.

Esto, según Alfaro, implicaría “levantar de nuevo las trabes (desarmando las vías y la red eléctrica que ya están instaladas) para poder corregir el error cometido en los estudios de laboratorio hechos por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes”.

Por medio de 5 preguntas publicadas en su página oficial de Facebook, el gobernador electo pide al presidente que les diga cuánto costará esta corrección; cuánto tiempo se va a llevar, y si hay garantías de que esto no pondrá en riesgo a los usuarios de la Línea 3.

Además se pregunta si en los próximos días no se encontrarán con más fallas técnicas y si la empresa Neoprenos Moldeados S.A de C.V, responsable de la falla, no es la misma que suministró las piezas para la obra del Tren México-Toluca.

“Me parece un engaño al pueblo de Jalisco venir a entregar una obra como “terminada”, sabiendo que lo que van a dejar es un problema para los próximos gobiernos federal y estatal, entrantes”, finaliza.

El escrito, dice, lo presenta en el marco de la visita de Enrique Peña Nieto a Jalisco para hacer entrega de las obras terminadas.

Hasta el momento ni la SCT ni el presidente Enrique Peña Nieto han emitido una postura ante los señalamientos de Alfaro.

La Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara contará con 18 estaciones (13 elevadas y 5 subterránea) conectará al centro de Guadalajara con los municipios de Zapopan y Tlaquepaque en un recorrido de 21.5 kilómetros y se calcula una inversión total de 25 mil millones de pesos.

Apenas en septiembre pasado, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT visitó las obras y aseguró que el proyecto estaría terminado en tiempo y forma y “sin fallas ni accidentes o lesionados”.

Aseguró que los trabajos presentaban un 98 % de avance, y que solo faltaban detalles en algunas estaciones para iniciar con el proceso de las pruebas operativas. Calculó que a mediados de octubre la obra estaría al 100 %.

Aunque el gobernador electo asegura que el presidente Peña Nieto visitará pronto el estado para entregar el Tren Eléctrico, las realidad es que ni la Presidencia ni la SCT confirmado la pronta inauguración del proyecto ni anunciado alguna visita a Jalisco con tales motivos.