feminicidio-nicaragua02_nelsonrodriguez
Por: la Redacción

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 15/10/2018

 

El día de ayer en la cuidad de Managua, Nicaragua, la Policía Nacional detuvo de manera arbitraria a 15 líderes y defensoras de Derechos Humanos (DH), quienes desde abril de este año, se han manifestado contra la violación de DH y por la liberación de las y los presos políticos que hoy asciende a 400 personas.

De estas 15 mujeres, 8 han sido liberadas mientras que 11 siguen en detención, ya que según un comunicado de la Policía Nacional aún no se determina su “nivel de responsabilidad” en la movilización que calificó como “provocadora, instigadora y violenta por alterar la tranquilidad y seguridad de las familias nicaragüenses sin previo permiso”, explicó.

La organización Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) declaró que estas acciones confirman las amenazas que el gobierno había declarado en días anteriores de “no permitir manifestaciones” y dijo que son un ejemplo de las múltiples violaciones a las lideresas del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), activistas y defensoras de DH.

Agregó que hasta el momento no se ha podido establecer comunicación con el resto de las detenidas en la cárcel “El Chipote”, por lo que advirtió que cualquier violación a la integridad física o moral de las defensoras será responsabilidad del gobierno nicaragüense.

Estas detenciones, explicó, son parte de los ataques continuos: tortura, acoso, acusaciones, criminalización, entre otros, que desde hace más de 20 años defensoras y líderes han padecido, pero este año han ido en aumento, ya que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien ha estado en el poder durante 10 años, ha activado un mecanismo de represión que va más allá de una simple amenaza.

Hoy, las líderes y defensoras se enfrentan a la represión en cualquier lugar estén o no en activismo. De acuerdo con el informe de esta organización, “Situación de las defensoras de Derechos Humanos  Nicaragua” entre 2015 y 2017 hubo 389 agresiones contra 202 defensoras, de las cuales la mayoría acontecieron en las ciudades de Managua, Región Caribe del Norte y León.

La organización, dedicada a asesorar a defensoras agredidas, reiteró que Daniel Ortega ha utilizado su poder para que la policía y grupos paramilitares afines a éste siembren miedo, silencien las voces y rompan con la cohesión social que se estableció en el país, a partir de las protestas en abril, por el incremento en las cuotas de pensión.

Por su parte, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), organismo internacional de DH, declaró que en el 169 periodo de sesiones ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde no se contó con la asistencia del gobierno nicaragüense, 12 organizaciones evidenciaron la ausencia de garantías democráticas en este país.

En esta sesión, resaltó, se presentó cómo las personas detenidas eran sometidas a violencia sexual y “otros tratos crueles como una estrategia para extraer información, además de que los procesos se llevan a “puerta cerrada y las autoridades presentan testigos y víctimas falsas, entre otras irregularidades”, dijo.

Ante esta situación, la CIDH manifestó nuevamente su preocupación y disposición para que “se sepa la verdad histórica” y llamó a más organismos internacionales a pronunciarse ante estos hechos, a ejercer presión sobre el presidente nicaragüense y seguir vigilantes de sus acciones.

Las cuatro mujeres liberadas son: Marlen Auxiliadora Chow, Alaba Luz Aragón, Nena Gisela Morales y Arlin Elías Martínez Luna, mientras que siguen detenidas: Tamara Dávila, Ana Margarita Vijil, Ana Lucía Álvarez, Suyen Barahhona, Alaba Aragón, Marcela Martínez, entre otras,

18/AEG/LGL