participaciónpolítica_voto_CésarMartínezLópez
Por: Por Silvia Núñez Esquer*

Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 18/10/2018

Una muy buena forma de conmemorar el 65 aniversario del voto de las mujeres en México, este 17 de octubre, es el nuevo contexto de casi paridad de género en los puestos de elección popular.

Congresos, municipios, cabildos ya muestran francamente o casi, cincuenta y cincuenta por ciento de presencia de mujeres y hombres, gracias al proceso electoral 2017-2018.

Los principios de homogeneidad, paridad vertical, paridad horizontal, y el bloque de competitividad, son características que marcaron el pasado proceso electoral gracias a los cuales hoy cientos de mujeres ocupan posiciones políticas como nunca antes lo hicieron en relación a sus pares varones.

Baste observar en el panorama nacional que 243 mujeres y 256 hombres son diputadas y diputados federales. Por su parte, el Senado está conformado por 63 mujeres y 65 hombres.

En Sonora la nueva configuración por géneros no fue muy distinta, pues todos los partidos políticos cumplieron con la paridad de género en las candidaturas.

La discordancia se dio en la asignación de diputaciones locales plurinominales en donde al tener la decisión los partidos políticos optaron preferentemente por asignar a hombres.

De igual forma, a pesar de que la cantidad de mujeres que son ahora presidentas municipales se triplicó en relación al proceso electoral anterior, todavía existe una diferencia notoria para llegar a la paridad en alcaldías.

El Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEE) fue guardián de la reglamentación  que obligó a cada partido a postular en igual cantidad a hombres y mujeres.

Constataron la homogeneidad, es decir que en las planillas para los ayuntamientos tanto la candidatura para propietario como suplente sean del mismo género.

La paridad vertical en diputaciones se aplicó en la lista de representación proporcional, para que fuera alternando ambos géneros. La paridad horizontal quedó salvaguardada con la verificación del cincuenta y cincuenta para cada género.

El bloque de competitividad, incluido por primera vez en el reciente proceso electoral consistió en tomar como referencia el nivel de votación de acuerdo a la participación inmediata anterior del partido en el más reciente proceso electoral, para que las mujeres no fueran postuladas exclusivamente para los municipios de menor votación.

Incluso en las candidaturas comunes los partidos postularon igual número de mujeres y hombres para ser votados.

La totalidad de personas que participaron en Sonora como candidatas y candidatos fue de 2047 mujeres y 1965 hombres entre partidos, candidaturas comunes y coaliciones.

Según informó el Instituto Estatal Electoral la nueva conformación de los ayuntamientos en Sonora para el periodo 2018-2021, consta de 340 hombres y 309 mujeres.

De los setenta y dos municipios de Sonora los hombres encabezan 46, en tanto  las mujeres ocupan 26.

Las sindicaturas, al guardar el principio de paridad vertical se expresan en forma opuesta, 26 hombres y 46 mujeres.

Las regidurías de mayoría relativa quedaron ocupadas por  151 hombres, mientras que las mujeres ocupan 140 de ellas, para un total de 291.

En cuanto a las regidurías de representación proporcional, los hombres ocuparán por tres años 105 de ellas, en tanto las mujeres ocuparán en el mismo periodo 89 de éstas, para un total de 194.

Las regidurías étnicas también entran en la tendencia, con 12 hombres y solo 7 mujeres, de un total de 19.

El congreso del estado de Sonora también haría honor en la presente legislatura a la paridad de género con los resultados del proceso electoral por el cual 46 por ciento de las curules sería para las mujeres y 54 por ciento para hombres.

Sin embargo, al ser discutidas y reasignadas algunas de las posiciones legislativas de representación proporcional, llevó a que se desequilibrara y de las 33 curules, 19 sean ocupadas por hombres, y 14 ocupadas por mujeres.

Es el partido Morena el más equitativo, con 6 hombres diputados y 5 mujeres diputadas locales de la LXII legislatura.

A 65 años de que las mujeres podemos votar en México, podemos también ser propuestas como candidatas y ser votadas.

Con su participación, las mujeres han demostrado que el voto del electorado es otorgado indistintamente por ambos géneros y los recientes comicios lo constataron.

Sin embargo, la casi paridad todavía no ha alcanzado necesariamente a las administraciones gubernamentales. Las  cuotas son obligatorias para procesos electorales, más no para ocupación de posiciones en el gabinete de gobierno.

La Ley de igualdad entre mujeres y hombres solo sugiere, más no garantiza. Sonora permanece sin ninguna Secretaria en el Gabinete de primer nivel, y la gobernadora del estado fue la única mujer al frente de una entidad de México durante tres años.

La reflexión este 17 de octubre, a 65 años de aquel enorme paso en la vida política de las mujeres al poder emitir el voto, es que las mujeres que lucharon por la paridad tenían razón, al sostener que solo con cuotas electorales las mujeres tendrían la oportunidad de gobernar.

* Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/

Twitter: @mujersonora

18/SNE/LGL