lago-nc-medium

El sitio web Sin embargo detalló la importancia de un lago que muchos aseguran que no existe, sin embargo siempre ha estado ahí. A continuación te presentamos los puntos más importantes de su investigación y de la importancia de preservar este manto acuifero que es amenazado por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. (NAICM):

El Lago Nabor Carrillo es un cuerpo de agua de mil hectáreas implementado con el objeto de respetar la vocación lacustre del Valle de México y del Lago de Texcoco, en donde en 1325 se fundó la ciudad de México-Tenochtitlán, a unos cuantos kilómetros de donde se construye el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

En el Nabor Carrillo llegaron a ser contabilizadas más de 350 mil aves, alrededor de 250 especies distintas, de las cuales 104 son residentes y 146 migratorias o invernales19 especies consideradas como en peligro de extinción, amenazadas o en protección ambiental; 23 más enlistadas como prioritarias para la conservación por la Semarnat y 199 en el Acta para la Conversación de las Aves Migratorias Neotropicales (NMBCA), además el Lago Nabor Carrillo es una de las únicas fuentes captadoras de lluvia en el Valle de México, con una capacidad de 12 héctometros cúbicos.

El ex titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y exdirector de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, argumenta que el Gobierno federal ocultó a los mexicanos la destrucción del hábitat de un número importante importante de aves locales y migratorias. A pesar de la advertencia de un daño ecológico irreversible que se causaría por la extinción del único cuerpo de agua vivo en Texcoco, los trabajos continúan y ya han reducido al 30 por ciento su capacidad total.

“Es una obligación moral el no permitir que se extingan las especies. Estamos destruyendo poblaciones de animales con una visión antropocentrista y ecocida. Me preocupo por las aves que no se pueden defender y que vamos a exterminar”, dijo Patricia Escalante Pliego, bióloga e investigadora de la UNAM.

El Lago Nabor Carrillo es una de las únicas fuentes captadoras de lluvia –con una capacidad de 12 hectómetros cúbicos (hm3)– que ofrece una alternativa al problema de gestión de aguas, el mal aprovechamiento de la precipitación que se conjuga con la sobreexplotación, por lo que su desecación lleva implícita una disyuntiva: o seguridad hídrica o aeropuerto.