migrantes01itandehuireyesdiaz
Por: Por Ángeles Mariscal

Cimacnoticias/ChiapasParalelo) | Tuxtla Gutiérrez, Chis.- 16/10/2018

México y Guatemala cerraron el paso a caravana de migrantes hondureños que el pasado sábado 13 de octubre salieron de ese país, para recorrer poco más de 2 mil kilómetros y llegar, vía México, a los Estados Unidos.

Ayer llegó a la frontera sur de México el Comisionado General de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, quien lleva la instrucción de apoyar al personal del Instituto Nacional de Migración (INM) para reforzar la vigilancia e impedir el paso de los migrantes hondureños.

No se sabe con exactitud cuántas personas componen la caravana, pero una larga fila de mujeres, hombres y decenas de niñas y niños, iniciaron a pie el recorrido la madrugada del pasado sábado, desde la zona oeste de Honduras, para llegar a Guatemala.

Bartolo Fuentes, uno de los voceros de los migrantes, asegura que son alrededor de 3 mil personas, familias completas que quieren salir del país para huir de la pobreza, la falta de oportunidades de desarrollo y la violencia que se vive en Honduras.

Las y los migrantes pretenden de cruzar la frontera de Guatemala con México por el río en Suchiate, y de ahí iniciar la travesía hasta llegar a Estados Unidos, en lo que llaman “Caminata del Migrante”.

Sin embargo, apenas al emprender la caravana, la embajada de Estados Unidos en Honduras emitió un comunicado de prensa donde señaló que en ese país –EU- están “seriamente preocupados por la caravana de migrantes que viaja al norte desde Honduras, con falsas promesas de ingresar”.

Resaltó el comunicado que el vicepresidente Michael Richard Pence les pidió a quienes emprendieron el viaje que no arriesguen a sus familias “… si no pueden venir a los Estados Unidos legalmente, no deben hacerlo”, dijo.

Según la cancillería norteamericana, se trabaja en Honduras para mejorar la seguridad y la prosperidad y a su ver, “la situación ha mejorado notablemente”, por lo que los invitó a no salir del país.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras se unió a este llamado. Pidió a sus ciudadanos no salir del país de forma irregular e insegura, y dijo que condenaba enérgicamente a quienes llamó “redes de coyotes” y grupos del crimen organizado que –dijo- están engañando a quienes integran la caravana con la promesa de que llegando a la ciudad de Tapachula, en Chiapas, recibirán una visa para continuar su viaje.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México también emitió un comunicado en el que afirma que la legislación vigente no contempla la posibilidad de concederles un visado si no cumplen con los requisitos. Los requisitos que se piden es que demuestren solvencia económica y su intención de regresar a su país.

Este lunes,  el INM informó que fortaleció su presencia en la frontera sur, particularmente en la zona donde el río Suchiate hace frontera con Guatemala. Esto lo hizo con el apoyo de cientos de policías federales, encabezados por el Comisionado General, Manelich Castilla Craviotto, quienes llegaron la tarde del lunes a la frontera.

El INM insistió en que sólo se permitirá el acceso a todo aquel que cumpla los requisitos marcados en la Ley de Migración; y este trámite únicamente se puede hacer en los consulados de México y no en la zona fronteriza.

Hoy martes, las personas migrantes de Honduras permanecen varados en Guatemala, en la localidad de Esquipulas. El gobierno de Guatemala se sumó al de Honduras, México y Estados Unidos, para impedir el paso de la caravana implementando un cerco policiaco.

De este cerco salieron durante la noche la mayor parte de las y los migrantes, pero aún esperan obtener recursos para tomar un autobús que los lleve a la frontera con México.

Si lo logran, en el transcurso de este día estarían llegando a la frontera sur de México, en donde está el despliegue de personal del INM y la policía federal.

18/AM/LGL