50millones

En un sexenio marcado por los escándalos de corrupción que se han dado en diversas dependencias del gobierno federal –como ‘La Estafa Maestra’-, una investigación periodística dio a conocer que el gobierno del estado de Guerrero y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) desaparecieron 50 millones de pesos.

Lo más grave del asunto, además de la implicación del gobernador Héctor Astudillo y del secretario Eviel Pérez Magaña, es que estos recursos fueron solicitados en abril, en plena época de campañas electoralesEl dinero fue pedido como parte de un programa de empleo temporal del que nada se supo.

La gestión de los recursos solicitados por el gobierno guerrerense estuvo a cargo de Carlos Porfirio Ortegón Alvarado, quien apenas el 5 de abril había sido designado por Pérez Magaña como delegado en la entidad. Antes de ocupar este cargo, se había desempeñado como Coordinador de Giras del propio Astudillo.

Después de que el gobernador solicitara a Sedesol los recursos, el encargado de Desarrollo Social del estado, Mario Moreno Arcos, abrió una cuenta en Scotiabank, en donde se depositarían los recursos cuando la dependencia federal los liberara. Sin embargo, no existen documentos que demuestren que estos 50 millones de pesos se utilizaron en algún programa de cualquier tipo.

Este es el último escándalo en el que se ve envuelta Sedesol durante el sexenio que está por concluir, ya que fue una de las dependencias señaladas por el esquema de desvío de fondos de ‘La Estafa Maestra’ cuando Rosario Robles estuvo al frente de la dependencia entre 2012 y 2015.

Con información de Proceso.