nastyTrump_CésarMartínezLópez
Por: Leticia Puente Beresford

Cimacnoticias | Nueva York.- 05/11/2018

El ¡basta! a la misoginia de Donald Trump, la lucha por leyes en favor de la salud y el respeto a los derechos reproductivos, la protección al medio ambiente, los impuestos y la seguridad, son temas que determinarán el voto de las mujeres estadounidenses el próximo 6 de noviembre.

En todos los medios de comunicación se afirma que estas elecciones intermedias serán decisivas para la campaña presidencial del 2020. En otras palabras, significarán un sí a la continuación de Trump en el poder o un no rotundo a su política de gobierno. Dos opciones en las que el voto femenino será determinante.

Están en juego 435 escaños en la Cámara de Representantes, 35 senadores y 36 estados y tres gobernadores de territorio, esto es 39 de los 50 gobernadores y muchos alcaldes.

La semana pasada, la televisora pública PBS (Public Broadcasting Service) dio a conocer el resultado de una encuesta que realizó entre mujeres del área metropolitana y ésta arrojó que 60 por ciento votará por los y las candidatas del Partido Demócrata. El resultado denota el malestar y descontento en contra del actual mandatario.

El pasado 30 de octubre, la cadena de televisión hispana Univisión informó que la intención del voto es de 49.5 por ciento para los demócratas, y 41.9 por ciento para los republicanos.

Una encuesta de Gallup reveló que sólo 35 por ciento de las mujeres apoya la gestión del actual presidente. Mientras otra de Quinnipiac indica que 46 por ciento de las mujeres desean que los demócratas empiecen un proceso para relevar a Trump.

Sin embargo, no podemos dejar de lado que existe un gran divisionismo entre la ciudadanía estadounidense, ni el peso que estas elecciones de mitad de mandato tienen en el futuro político de la nación, como indican politólogos entrevistados en los medios de comunicación.

MUJERES AL PODER

En definitiva, es un año crucial para las mujeres porque, a la par, esperan superar 20 por ciento de los espacios que hoy ocupan en el Poder Legislativo, compuesto por 535 senadores y congresistas.

El 6 de noviembre competirán mujeres por 11 gubernaturas y 182 para la Cámara de Representantes.

Una cifra que aún no nos representa debidamente si tomamos en cuenta que las mujeres constituimos 52 por ciento de la sociedad estadounidense.

La revista “Time” indica que las mujeres ya son 70 por ciento del Partido Demócrata, según la socióloga de Harvard, Theda Skocpol.

En toda la nación se ve a las mujeres activas, organizadas en grupos como las demócratas autodenominadas “The resistance” o como el colectivo de madres que se dan a la tarea de tocar puerta por puerta para promover el voto.

Es decir, en este proceso electoral intermedio las mujeres se reorganizan luchando por sus derechos y también por alcanzar el poder. Ya no se trata de una disputa entre Trump vs. Hillary Rodham Clinton, sino de una acción electoral urgente que derrote el discurso y las acciones misóginas, divisionistas y de odio del actual presidente.

Así que no perdamos de vista a las mujeres, a todas, tanto a las candidatas como a las que votarán por un mejor destino, más justo y humano, para todas y todos. No más de lo mismo.

18/LP