Imagen1-730x400

Desde que ayer se dio a conocer la información en los medios internacionales sobre las declaraciones del abogado del ChapoJeffrey Lichtman, sobre los presuntos sobornos recibidos por el Cártel de Sinaloa a el expresidente Felipe Calderón y a Enrique Peña Nieto, la nota se regó a través de las redes sociales, sin embargo, los medios nacionales mencionaron el tema como algo “sin importancia” o como una nota apéndice.

No es de extrañarse que los medios de comunicación hayan hecho caso omiso a las declaraciones de uno de los narcotraficantes más buscados del mundo.

Periodistas alineados a la actual al actual régimen intentaron minimizar el asunto, haciendo creer que no podíamos creer en las declaraciones de un abogado y de un narco, que debiéramos ser prudentes.

¿Qué hubiera pasado si en lugar de los nombres de Felipe Calderón o Enrique Peña Nieto, hubiera estado involucrado Andrés Manuel López Obrador o alguien MORENA? ¿Creen que los medios hubieran actuado con esa “mesura” ?

Como repitiendo un guión, poco después de las declaraciones, los críticos “apartidistas“, salieron a repetir el nuevo “mantra”, “nadie es culpable, sólo por una declaración”.

Mientras que en los medios nacionales la noticia pasó casi desapercibida.