violenciapoliticaCNDH_SoniaGerth
Por: la Redacción

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 31/10/2018

Durante el proceso electoral de julio se registraron 185 agresiones contra mujeres, actos que fueron desde intimidaciones y amenazas hasta asesinatos, informó la diputada local Paula Soto, al presentar una propuesta para tipificar la violencia política de género.

Este 31 de octubre la diputada por Movimiento Regeneración Nacional (Morena) propuso reformar el Código Penal local, el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales capitalino y la Ley Procesal Electoral para la Ciudad de México.

En el tribunal del Congreso de la Ciudad de México, la diputada aseguró que en el pasado proceso electoral de julio hubo denuncias de violencia política en la Ciudad de México, Tlaxcala, Chiapas y Oaxaca, por lo que la prevención y combate contra la violencia política hacia las mujeres es esencial para las transformaciones que requiere la sociedad.

La propuesta es reformar el Artículo 351 para señalar que la violencia política son las omisiones dolosas o actos dolosos,     descritos en el artículo 351.1 sobre delitos electorales que lesionen el derecho a la participación política de cualquier persona y que los actos de violencia política por razones de género​​ son las omisiones dolosas o actos dolosos, que lesionen el derecho a la participación política de cualquier persona por razones de género.

La diputada también propuso reformar el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México para que cuando los partidos políticos pierdan su registro cuando ejerzan, motiven, incentiven, ​​toleren o permitan de manera reiterada la violencia política en razón de género entre sus militantes, simpatizantes, precandidatas y precandidatos, candidatas o candidatos.

“Difícilmente lograremos políticas públicas y acciones parlamentarias que realmente fomenten la igualdad de género, si no contamos con una representación real de los intereses de nosotras, las mujeres, en los espacios en los que se decide el rumbo de estos mecanismos”, aseguró.

En su intervención, quien fuera directora de Participación Social y Política en el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) afirmó que la violencia de género se ha vuelto más sutil, pero continúa afectando a las mujeres y dificultando su participación en la política.

“A mayor participación, mayor violencia de la que somos víctimas.

Nuestra participación en la toma de decisiones no debería enfrentar amenazas de muerte, daño a nuestra propiedad, falsas acusaciones, campañas de difamación, acoso afuera de nuestras casas, aprovechamiento de los estereotipos, y sobre todo, el descuido e impunidad de las autoridades que deberían procurar la justicia y la garantía de la protección a nuestros Derechos Humanos”, señaló.

Ell informe “Violencia política a través de las tecnologías contra las mujeres en México”, realizado por el colectivo “Luchadoras”, señala que 62 por ciento de las agresiones registradas durante el proceso electoral 2017–2018 tuvieron una razón de género, con patrones de violencia sexual cometida contra una mujer por el hecho de serlo, con el juicio de carácter sexual y la sexualización como los ilícitos más frecuentes.

La legisladora explicó que durante las 44 semanas que duró el pasado proceso electoral, se perpetraron 774 agresiones en contra de las personas participantes. De ese total, 23 por ciento fue en contra de mujeres, con 185 agresiones que fueron desde intimidaciones y amenazas hasta 19 asesinatos de mujeres, por el simple hecho de ser mujer y participar en lo público.

En este sentido, indicó que la Ciudad de México, Tlaxcala, Chiapas y Oaxaca son las entidades que concentran mayor número de denuncias en el nuevo Sistema Penal Acusatorio de violencia política contra las mujeres.

“La esencia de la libertad política depende no de los fanáticos de la justicia, sino de los efectos vigorizantes y benéficos de las disidentes, entre ellas nos contamos, para ellas trabajamos”, concluyó Paula Soto.

Este proyecto de decreto fue turnado a las Comisiones Unidas de Igualdad de Género y Asuntos Político Electorales, para su análisis y dictamen, así como a la de Administración y Procuración de Justicia, para su opinión.

18/AGM/LGL