camaradediputados03_facebook
Por: la Redacción

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 21/11/2018

A once años de incluir recursos etiquetados para la igualdad de género en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se desconoce si esta medida ayudó a reducir la brecha de desigualdad socio-económica.

Un estudio del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados revela que no existen mecanismos que evalúen si los recursos etiquetados tuvieron un impacto en la reducción de la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres.

El documento titulado “Gasto Público Federal con Perspectiva de Género 2008-2018”, indica que desde 2008, cuando se incluyó el Anexo 13 Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en el Decreto de PEF, los recursos para la igualdad han crecido en promedio anual 16.1 por ciento en términos reales.

Sin embargo, el estudio menciona que no hay elementos de evaluación sobre la eficiencia y eficacia de la erogación de los recursos asignados al Anexo 13.

Por ejemplo, aunque por ley las unidades responsables de los programas que conforman el Anexo 13 deben entregar informes trimestrales al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) este ejercicio de transparencia no brinda información cualitativa sobre las metas alcanzadas.

El análisis también alerta que los recursos de este Anexo privilegian programas sociales asistencialistas, encaminados a satisfacer las necesidades prácticas de las mujeres, pues casi 40 por ciento de los recursos se concentra en el Ramo 20 “Desarrollo Social”.

En tanto a otros programas de los ramos de Educación y Salud se les destina muchos menos recursos, y aún menos a cultura, participación social y política, a pesar de que éstos son los programas que fomentan la satisfacción de las necesidades estratégicas y empoderamiento de las mujeres.

Como muestra, en 2018 los recursos aprobados para el Ramo 11 “Educación Pública” representaron sólo 9.4 por ciento del total del Anexo 13; los recursos de Conacyt, que se consideran como parte del Anexo 13, se incrementaron en más de 4 mil por ciento, con relación a 2017, pero únicamente representan 8.7 por ciento del total para la agenda de género.

Respecto a la igualdad de género en la esfera indígena se destina 1.1 por ciento del total de los recursos del Anexo 13, esto es 525.0 millones de pesos (mdp).

Para el presente ejercicio fiscal en el PEF 2018 se aprobaron 47 mil 918.4 mdp al Anexo 13 Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, lo que en términos reales significó un incremento de 66.7 por ciento con relación a 2017 pero el rubro que más creció, un 80.2 por ciento a tasa real, fue el del Desarrollo Social.

El estudio llama la atención sobre la distribución de los recursos porque  dentro de “Desarrollo Social” los programas “Pensión para Adultos Mayores” y “Programa de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras” concentran 93.4 por ciento de los recursos del Ramo.

Es decir, explica la investigación, la asignación de recursos se destina en su mayoría para la atención de necesidades prácticas de las mujeres, descuidando la parte de recursos para intereses estratégicos.

18/AGM/LGL