000_1AF2LK-e1540843909371-960x500

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, afirmó que la dependencia ya identificó a los presuntos grupos delictivos que viajan con la caravana migrante que se encuentra en Guatemala.

 

El Secretario de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete, aseguró en conferencia de prensa que grupos delictivos se han infiltrado en la caravana migrante, y que estos han sido identificados.

“Hoy por la mañana tuvimos conocimiento que se acercaron a las nueve de la mañana, incluso para amenazar al personal del Instituto Nacional de Migración, que si no se les permitía la entrada en bloque tomarían acciones distintas, y que todavía faltaba lo peor”, dijo.

Por su parte, la Segob reportó a través de redes sociales que cuenta con conocimiento que en Tecún Umán, Guatemala, migrantes preparaban bombas Molotov para arrojarlas contra policías federales, por lo que pidió al gobierno guatemalteco actuar “ante actos que no son de población migrante vulnerable, sino de delincuentes”.

En respuesta, el gobierno de Guatemala informó que este lunes, Tecún Umán “amaneció bajo el control del Ejército y la Policía Nacional Civil, luego de los disturbios del domingo”, que dejaron como saldo un migrante muerto y varios heridos.

“El control fue impuesto por las fuerzas del orden desde la noche del domingo”, informó en un comunicado.

De acuerdo con las autoridades guatemaltecas, la seguridad y orden del municipio están a cargo de la Policía Nacional Civil y el Ejército “con el fin de hacer prevalecer el orden y la tranquilidad de los vecinos”.

El gobierno decretó alerta naranja institucional (preventiva) con el fin de garantizar la integridad, “orden constitucional” y los derechos humanos de los migrantes y los vecinos de Tecún Umán.

La medida impuesta por el gobierno ordena el cierre de los negocios en la localidad a partir de las 20:30 horas y la prohibición de venta de licor en los negocios del municipio, así como vender gasolina  y otros productos inflamables a los migrantes

También recomendó a los vecinos no salir de sus viviendas, evitar la confrontación con los migrantes y, en caso de ser afectados por gases lacrimógenos, llamar a las instituciones de emergencia.

En el comunicado, Guatemala lamentó los incidentes violentos suscitados el domingo, cuando migrantes se enfrentaron con palos, piedras y bombas Molotov contra policías que resguardaban la frontera con México.

En los disturbios murió un migrante de nacionalidad hondureña de 26 años, a causa de un golpe en la cabeza.

Con información de Notimex.